La Selección Mexicana quedó exhibida ante su público y dejó en evidencia sus errores defensivos ante su similar de Ecuador, quien se impuso en Charlotte por un emocionante marcador de 2-3. El cuadro dirigido por Gerardo Martino se quedó cerca de la igualada, aunque perdonó varias ocasiones en los últimos minutos.

El Tricolor debió remar contra corriente desde muy temprano, pues al primer minuto de partido un servicio de Janner Corozo fue capitalizado por Jhonny Quiñónez, esto aunado a un mal rechace de Osvaldo Rodríguez. Pese al desconcierto, el cuadro azteca intentó mantener la calma y poco a poco logró adueñarse de la pelota.

A pesar de las bondades que mostró la zona defensiva, México despertó gracias al ímpetu de Santiago Giménez. Con un toque de Roberto Alvarado dentro del área, el juego se igualó a una anotación dentro de los primeros seis minutos de partido, lo que añadió tintes de emoción en Charlotte.

Sin embargo, el poder de los sudamericanos se mantuvo de gran forma. Corozo volvió a desbordar por la banda y logró encarar a Jonathan Orozco para colocar la segunda anotación de los ecuatorianos sobre los 15 minutos. El equipo de Alfaro intentó ser paciente en la mitad del campo, mientras el Tricolor buscó aprovechar esa zona de la cancha para encontrar espacios con Giménez, Uriel Antuna y Alvarado.

La falta de juego en los tres cuartos de cancha fue uno de los problemas del cuadro mexicano, aunque con mayor forma parecía estar cerca de la igualada. Con un par de modificaciones, México pudo aventurarse para buscar un poco más de presión.

Luego de un contragolpe, Osvaldo Rodríguez se mandó un golazo para nuevamente igualar la pizarra, lo que elevó la confianza en los tricolores que por momentos fueron dominadores del cotejo, mientras que Ecuador parecía disminuido en el papel físico.

Para cerrar con broche triste, los errores del Tricolor nuevamente pesaron. En una jugada rápida, tras una un saque de manos, Walter Chalá apareció para liquidar el cotejo. Pese al pundonor de los mexicanos, el tiempo no perdonó y el triunfo fue para Ecuador.

Foto: Twitter