El presunto capo huachicolero Antonio Martínez Fuentes, alias El Toñín, encabezó este martes una conferencia de prensa en Quecholac a unos días de que la Fiscalía General del Estado (FGE) volvió a fallar en su detención, pues cateó tres propiedades para buscarlo y no lo encontró.

Varios medios de comunicación de la región del llamado “Triángulo Rojo” acudieron a un salón social ubicado en el municipio de Quecholac, para una conferencia de prensa en la que el presunto criminal estuvo acompañado de dos mujeres que se ostentaron como sus abogadas.

En la conferencia, abordó varios temas en torno a las acusaciones que se han hecho en su contra, por parte del gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, así como de la FGE y la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).


Martínez Fuentes rechazó que los ranchos cateados en Quecholac y Palmar de Bravo sean de su propiedad, además acusó a algunos medios de linchamiento mediático en su contra, pues denunció que se le busca incriminar de un homicidio del que no es responsable.

Junto a Martínez Fuentes también estuvo una mujer que dice que hace siete años asesinaron a su esposo, pero que en marzo de este año personal de la Fiscalía General del Estado la buscó para tomarle una declaración en la que, presuntamente, la presionaron para declarar en contra de Martínez Fuentes.

La mujer señaló que el personal de la FGE incluso le ofreció 100 mil pesos si es que aceptaba declarar en su contra, sin embargo ella se negó pero aún así, habrían usurpado su información para obtener la orden de aprehensión contra Martínez Fuentes por ese homicidio.

Sobre su situación legal, expuso que cuenta con dos amparos en contra de las órdenes de aprehensión que pueda haber en su contra, sin embargo sus abogadas no pudieron ofrecer una explicación clara sobre si los amparos fueron concedidos o negados por las autoridades federales, además de que no dieron el número de expediente.

El Toñín insistió en que él no es el presunto capo criminal sino que es uno de sus primos que se llama Antonio Martínez Castillo, quien incluso ya estuvo detenido por homicidio y por una violación, pero que no se trata de él pues simplemente se dedica al campo y no ha estado relacionado con algún delito de los que se le imputa públicamente.

Otra mujer que acudió a la rueda de prensa como ciudadana de Palmarito Tochapan y amiga de El Toñín, reiteró la hipótesis de que Martínez Fuentes no es el verdadero capo huachicolero y que en esa región tampoco se está convocando a ningún tipo de autodefensas para defender a Martínez Fuentes.