Elementos de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) visitaron el domicilio de Luis Villalobos, propietario del varano que fue liberado en los límites de los municipios de Atlixco y San Juan Tianguismanalco. La presencia de los funcionarios tenía como fin investigar si contaba con la documentación necesaria para el resguardo de la especie exótica.

“Llegaron y tocaron la puerta de la casa, pidieron papeles sobre el lugar de la compra, las condiciones en las cuales vivía y los cuidados en materia de alimentación. Una vez inspeccionado el caso, dijeron que todo estaba en regla y hasta comentaron que ojalá pudieran encontrarlo pronto”, comentó el dueño del lagarto.

Lamentó que, a pesar de la cantidad de personas sumadas a la búsqueda de esta especie originaria de África, no lograron encontrarlo en el lugar donde elementos de Protección Civil lo liberaron hace días: “rastreamos los límites de los municipios de Atlixco y San Juan Tianguismanalco y nada, los campesinos prometieron avisar en caso de saber algo”, acotó.

Villalobos contó que Norberto, nombre que fue puesto a la mascota en honor a un personaje de la saga de Harry Potter, fue comprado hace cinco años en una tienda autorizada, que a la vez es criadero, en la Ciudad de México y “costó algo así como mil pesos y apenas era una lagartijita que cabía en la palma de la mano”, destacó.

Afirmó que no pierde la esperanza de encontrarlo: “En caso de no ser posible, colocaremos una ofrenda en su memoria en estos tiempos de muertos”, ironizó.