Luego de que The World Justice Project ubicara a México como el quinto país con más corrupción, el presidente de la república Andrés Manuel López Obrador sostuvo que, de acuerdo con datos de su administración, la corrupción que imperaba hace poco, ya se terminó.

Durante su conferencia de prensa matutina, el mandatario fue cuestionado sobre la medición en la que se ubica al país en el lugar 135 de 139 en el ranking de Ausencia de Corrupción, a lo cual respondió que la situación ha cambiado respecto a lo que sucedía anteriormente.

López Obrador señaló que dicha posición depende de la fuente, pues hay que ver la opinión real tiene la gente y medirla. Por lo que garantizó que en México se terminó la corrupción que imperaba hace poco; destacando que su gobierno ha avanzado bastante en ese ámbito, y de acuerdo a sus datos, la gente lo percibe de esa forma.

En la medición de The World Justice Project, México está sólo por arriba de Uganda, Camerún, Camboya y la República Democrática del Congo, aunque dicha medición se refiere a la calificación que reciben los legisladores del país.

Sobre esto último, López Obrador llamó a “tener cuidado con las mediciones”, pues consideró que contrario a lo que ha sucedido recientemente, hubo legisladores que fueron sobornados para aprobar la reforma energética de Enrique Peña Nieto.

“Un escándalo como el de los sobornos a legisladores por la reforma energética es un escándalo mundial, pero se tapó. Si eso hubiese sucedido en Francia, en Estados Unidos . . .y ya ni les digo lo que hubiera pasado en China”, comentó

Finalmente, destacó que, de acuerdo con el Instituto de Estadística y Geografía (INEGI), entre 2016 y 2020 el Gobierno federal y el Congreso de la Unión han sido las entidades que aumentaron el nivel de confianza entre las Unidades Económicas.

Con información de Excélsior.