La comunidad Trans en Puebla convocó a la Marcha Disidente por la Memoria Trans el próximo 20 de noviembre de 2021, la cual partirá de la Comisión de Derechos Humanos (CDH), pasando por sitios que han sido escenario de violencia para personas disidentes y culminando en el monumento a Agnes Torres.

Simultáneamente se realizará un conversatorio online sobre vivencias trans para todos aquellos que no puedan sumarse de manera presencial.

A la marcha se convocó a personas trans, no binarias y de la disidencia sexo-genérica a acudir a título personal, evitando la asistencia de colectivas, partidos políticos, asociaciones civiles, ongs, universidades, sindicatos u organizaciones gubernamentales que busquen beneficiarse de ella.

Señalaron que México ocupa el segundo lugar a nivel mundial en transfeminicidios, por lo que en este movimiento exigen terminar con la discriminación en todos los espacios, a los discursos de odio, así como a la revictimización y criminalización; así como dejar de invisibilizar a personas trans.

Por otra parte, ante el recrudecimiento de dichas violencias, las personas trans viven sus procesos en espacios no seguros, atravesadas por el miedo y la soledad impuesta por la marginalización, lo cual las hace forjar redes de apoyo que les permite resistir y persistir.

Finalmente, señalaron que los problemas que atraviesan competen a otras comunidades como: neurodivergentes, ciclistas, disidencias de la heterosexualidad, infancia, personas racializadas, pueblos originarios, consumidores de psicoactivos, trabajadores sexuales, personas con VIH.