El diputado local Eduardo Castillo López, presidente de la comisión de Procuración y Administración de Justicia en el Congreso de Puebla, aseguró que para discutir la despenalización del aborto la legislatura debe esperar el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

El diputado de Morena argumentó este viernes que no pueden iniciar la discusión hasta que se cumplan los procesos legales necesarios, ya que el fallo primero deberá pasar por juzgados, después al poder Ejecutivo local y finalmente a la LXI Legislatura.

En entrevista sugirió que también faltan iniciativas sobre el tema, a pesar de las exdiputadas Rocío García Olmedo y Estefanía Rodríguez Sandoval lo impulsaron en la pasada legislatura.

El morenista justificó que por ahora las mujeres pueden ampararse ante la SCJN para evitar la sanción por el delito, pero consideró que es necesario que el órgano de justicia emita un resolutivo solo para Puebla.

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos (CDH), Félix Cerezo Vélez, aseguró el 6 de octubre que legisladores locales ya tienen las condiciones necesarias para retomar la discusión del aborto, delito que en Puebla es castigado hasta con un año de cárcel.

Ven lagunas en penas para conductores

Por otra parte, Castillo López aseguró que hay “lagunas” jurídicas en el Código Penal del Estado, en lo que respecta a sanciones a automovilistas que atropellan y matan a personas, por lo cual se debe reformar para hacer conciencia en la población.

Por ello explicó que revisarán las sanciones sin agravar el castigo para conductores, sino dar una solución para que la ciudadanía se sienta protegida.

"Vamos a revisar el Código Penal, no solamente es este tema, hay muchas lagunas que tenemos que reformar, no para agravar, sino para dar una salida donde la ciudadanía sea protegida para que se le de apoyo."

El 7 de octubre una mujer de la tercera edad perdió la vida luego de ser atropellada por el conductor de la ruta 35 en Prados Agua Azul y el fin de semana el conductor de una camioneta atropelló a una madre y su hija en Plaza San Pedro, provocando la muerte a la segunda.