El aborto y la religión no se contraponen, ya que es posible ser creyente y estar a favor del derecho de las mujeres a decidir, pues el tema puede abordarse desde diversos enfoque sin caer en radicalismos, coincidieron participantes del conversatorio virtual realizado en Puebla, "Estado laico, religión e interrupción legal del embarazo”. 

Paula Sánchez Mejorada, co-directora de Católicas por el derecho a decidir, consideró que hay forma de conciliar la fe y el derecho a decidir a través de la lectura del evangelio con una nueva perspectiva, desde la inclusión, el amor y el respeto, con una visión de sanación, más allá de control y sometimiento de la mujer.

Fray Julián Cruzalta, cofundador y asesor teológico de Católicas por el derecho a decidir, explicó que en la biblia sólo se menciona el aborto en dos ocasiones, sin embargo, es interpretado por muchos desde una visión de opresión, cuando las escrituras no deberían ser usadas de esa forma.

Vanessa López Silva, de la organización Cuautlicue Siempre Viva, declaró que no hay ningún mandamiento que diga "no abortarás", por lo cual exhortó a las personas a ser más reflexivas y a cuestionar la forma en la cual se aborda la interrupción del embarazo.

Mitzi Vega Ruiz, de Comunidad Cuir, dijo que es importante estar conscientes de que los derechos no están sujetos al conservadurismo, ni a la fe. 

El conversatorio se dio en el marco Día de Acción Global para el Acceso al Aborto Legal y Seguro que se conmemora el 28 de septiembre de cada año. 

La despenalización del aborto será un tema a abordar en el país y el estado, ya que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró hace unos días como institucional la criminalización de las mujeres que deciden interrumpir el embarazo. 

En Puebla el aborto todavía es un delito se castiga hasta con un año de prisión, de acuerdo con el Código Penal, lo cual ha provocado la apertura de 48 carpetas de investigación contra mujeres de 2015 al mes de agosto de este año.