Debido a la falta de operadoresReino Unido enfrenta una escasez de gasolina, la cual se ha agravado este fin de semana a causa de compras de pánico. La inminente escasez ha llevado al gobierno a contemplar recurrir al ejército para transportar el combustible.

Este fin de semana se formaron largas filas frente a varias gasolineras, sobre todo en las grandes ciudades y en la capital, Londres. Luego de que alrededor del 30 por ciento de las estaciones de servicio del gigante BP se vieran afectadas por la escasez de carburante.

El aumento de la demanda de gasolina llevó a la asociación de gasolineras británicas (PRA por sus siglas en inglés) a advertir que, hasta dos tercios de sus sucursales, unas 5 mil 500 gasolineras independientes de las 8 mil que tiene el país, tenían muy poco combustible el domingo y que el resto "estaban casi sin nada".

Pese a los intentos del gobierno de tranquilizar a la población, en los últimos días, multitudes de ciudadanos se han precipitado hacia las gasolineras, temerosos de que se agote el combustible, al ver que en las tiendas también escasean los productos agroalimentarios.

Falta de transportistas

Kwasi Kwarteng, ministro de Empresas y Energía, indicó que la escasez se debe a la falta de transportistas, por lo que decidió enmendar su política de inmigración post brexit y otorgar hasta 10 mil 500 visados de trabajo provisionales, de tres meses.

Asimismo, eximió temporalmente al sector de los distribuidores de carburante de las reglas de competencia, para que puedan abastecer prioritariamente a las zonas que más lo necesiten.

Según la prensa británica, a corto plazo, el gobierno contempla recurrir al ejército, para hacer frente a esa escasez. Sin embargo, Brian Madderson, presidente de la PRA, advirtió que dicha solución no es tan sencilla, pues los conductores de camiones están muy especializados, al transportar un líquido muy inflamable por todo el país, el cual requiere procedimientos adecuados de carga y descarga.

Peleas a puño limpio

La escasez de combustible que afecta al Reino Unido ha calentado los ánimos entre algunos británicos, que han protagonizado peleas a puño limpio en las gasolineras.

Las imágenes de expendios saturados de automóviles en busca de combustible han dado paso a las de conductores furiosos que se van a los puños por la crisis energética.

Videos subidos en redes sociales dan cuenta de los pleitos callejeros en las estaciones de servicio del Reino Unido, cuyas autoridades analizan medidas de emergencia para calmar la situación.