La tenista sensación Emma Raducanu se separó laboralmente de Andrew Richardson, quien la ha acompañado como su entrenador desde hace ya algunos años. Dicho rompimiento se da apenas dos semanas después de que la británica logrará la victoria más importante de su carrera en el pasado US Open, donde levantó su primer título de un torneo Major en el que no pintaba ni de cerca como la favorita.

La joven de apenas 18 años de edad solo volvió a vincularse con Richardson, uno de sus entrenadores juveniles, recién en julio pasado, luego de su decisión de distanciarse de Nigel Sears, el suegro del también británico Andy Murray.

“Nunca había soñado con ganar el US Open y ahora tengo el título y soy la 22 del mundo. Esto es una locura. Ahora mismo, creo que necesito un entrenador con más experiencia a nivel WTA. No es una conversación agradable de tener con nadie, pero creo que es lo que necesito, alguien con experiencia en el tour y que haya pasado por todo esto”, aseguró la británica.

Posterior a la victoria, Raducanu decidió bajarse del próximo torneo la semana que viene en el WTA 500 de Chicago, donde en un principio estaba anotada. La tenista volvió a su hogar después de casi siete semanas afuera y prefirió alargar su descanso para regresar a la acción en otro torneo conocido: Indian Wells, en el cual se espera que pueda recibir una invitación para ingresar al Masters 1000 del próximo mes ya como la número 22 del Ranking WTA.

Dos semanas después de consagrarse en el #USOpen, Emma Raducanu anunció el fin del vínculo con su entrenador Andrew Richardson.

La británica estaría buscando una persona con más experiencia en el tour. pic.twitter.com/Wa1O8rzlXl

— ESPN Tenis (@ESPNtenis) September 24, 2021