Son 75 las presas que han rebasado el 100 por ciento de su capacidad de llenado y que ponen en riesgo de inundación a los territorios cercanos, advirtió la Conagua.

La mayor parte de las presas a punto de desbordarse se encuentran en el sureste del país, donde en octubre y noviembre del año pasado las inundaciones causadas por su desfogue dejaron 249 mil familias damnificadas, según el censo oficial.

La reunión ordinaria de la Conagua organismo estableció que las 75 presas contienen 16 mil 714 millones de metros cúbicos de agua que equivalen al 20 por ciento del almacenamiento total en el país y alertó sobre la situación de las 210 grandes presas que hay en el país, pues en promedio se encuentran 2.8 por ciento por encima de su promedio histórico, con 85 mil 395 millones de metros cúbicos.

El gerente de Aguas Superficiales de la Conagua, Jesús Montes Ortiz, incluyó en su informe el reporte de inundaciones como la de Tequisquiapan, Querétaro, por el desfogue de la presa Centenario. “Recordemos que en el centro hemos tenido lluvias muy importantes”, dijo.

Precisó que a nivel nacional se registra un incremento de 2 mil 434 millones de metros cúbicos en las presas, principalmente de la región sur, con el 51 por ciento del total.

Las cinco presas que tuvieron más incremento de agua fueron la de Infiernillo, en Michoacán, con 415 millones de metros cúbicos; la Angostura, en Chiapas, con 392 millones; Malpaso, también en Chiapas, con 200 millones; el Cajón, en Nayarit, con 180 millones de metros cúbicos, y el Lago de Chapala, Jalisco, con 98 millones.