El panista Rafael Micalco Méndez evitó pronunciarse a favor de panistas que podrían competir por la dirigencia estatal del partido al argumentar que esperará a conocer la resolución de las diferentes impugnaciones al proceso interno.

En rueda de prensa, el también diputado local recordó que impugnó la selección de la Comisión Organizadora Estatal Electoral pues se realizó en una sesión del consejo estatal en la que no hubo quórum.

Hasta el momento, la diputada federal Ana Teresa Aranda Orozco y la dirigente estatal, Genoveva Huerta Villegas, se perfilan como contendientes luego de que el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Acción Nacional (PAN) determinara que sólo mujeres pueden competir por el cargo.

Micalco Méndez, quien también tiene interés en la dirigencia estatal, indicó que además de las impugnaciones por la comisión, también se debe esperar los resultados de las impugnaciones sobre la decisión del CEN respecto a que no se debería limitar la participación de los hombres en la elección.

Añadió que después de conocer la resolución de los tribunales fijará cuál será su papel en la renovación del partido, aunque independientemente de las decisiones de las autoridades sí será parte del proceso, ya sea de manera directa o indirecta.

El legislador agregó que también tendría que esperar a que una mujer manifieste su interés por competir pues hasta el momento ninguna ha confirmado su interés para liderar al instituto político.

Si no hay cambios tras las impugnaciones, la elección de la nueva dirigente sería el 14 de noviembre de este año. Las interesadas tienen hasta el 10 de octubre para inscribirse como aspirantes.

El registro de las planillas sería del 14 de septiembre al 10 de octubre y a más tardar el 15 de octubre se daría a conocer si proceden o no, mientras que la promoción del voto se realizaría del 16 de octubre al 13 de noviembre.