Una adolescente sobrevivió, aunque con diversas fracturas, después de que se arrojara desde un puente peatonal en los límites de Puebla con San Andrés Cholula.

El intento de suicidio de la joven ocurrió la noche del 14 de septiembre, sobre el bulevar del Niño Poblano, a la altura del Hotel La Quinta.

Fue un automovilista quien observó que la adolescente se encontraba agarrada del barandal y a punto de aventarse hacia el arroyo vehicular. Aunque el conductor gritó para que no se lanzara, la mujer no hizo caso.

La caída de más de cinco metros no acabó con la vida de la adolescente pero sí le ocasionó fracturas en ambos brazos.

Testigos llamaron a las asistencias médicas y a la policía. Socorristas de la zona y oficiales del municipio se trasladaron al lugar y atendieron a la adolescente para después llevarla a un hospital sin que se conociera la causa o el motivo por el que trató de acabar con su vida.