A pesar de que el reglamento de tránsito de Tehuacán prohíbe que los vehículos porten vidrios polarizados, los conductores poco hacen caso a la norma y es que a la semana se atienden poco más de 15 infracciones por esta situación.

José Manuel González Hernández, director de Tránsito Municipal, señaló que, de acuerdo con el reglamento, por seguridad no está permitido que las unidades transiten con los vidrios polarizados, sin embargo, si son de fábrica no hay ningún problema, incluso si el conductor alega que por salud debe portarlos, solo debe mostrar la receta médica y puede seguir circulando.

Señaló que la multa por circular con vidrios polarizados sin justificación es de más de 600 pesos, sin embargo, si esta es cubierta dentro de los primeros cinco días, se les aplica un descuento del 50 por ciento.  

Aseveró que hay personas que se molestan por pedirles que retiren el polarizado, incluso llegan a pagar su multa, sin embargo, si son sorprendidos circulando se les pide que retiren los polarizados, si hay renuencia se les vuelve a infraccionar.

Por último, manifestó que las acciones también se están realizando en el transporte público, siendo este sector el que menos incurre en esa falta, aunque sí se han registrado casos.