A tres días de que las fuertes lluvias provocarán el colapso del puente Guadalupe-Tlachichuca, lo que dejó 5 comunidades incomunicadas, los habitantes de la zona tienen que cruzar por la barranca debajo del puente.

El desplome de un tramo de carretera que unía las comunidades de Lázaro Cárdenas, San Miguel Zoapan, Guadalupe Victoria y Chalchicomula de Sesma, orilló a sus pobladores a buscar la manera de continuar con sus actividades, pues la falta de paso dificultó el transporte.

Los habitantes que viven después del puente, deben cruzar por la barranca, esto aprovechando que el río intermitente solo lleva agua cuando llueve, los pobladores tienen que cargar sus pertenecías, mercancía, e incluso bebés o niños pequeños, para posteriormente caminar durante varios kilómetros y llegar a sus respectivos destinos.

Ana Lucía Hill Mayoral, secretaria de Gobernación informó que el personal de la Secretaría de Infraestructura evalúa los daños del tramo carretero, para iniciar así con su reconstrucción, al mismo tiempo exhortó a la población a tomar sus precauciones y evitar poner en riesgo sus vidas, pues a causa de las fuertes lluvias las crecientes de los ríos son muy peligrosas.