Infantes asesinados o incluso calcinados, el hallazgo de una fosa clandestina y hasta sujetos detenidos por pasear con restos humanos, son algunos de los crímenes de impacto ocurridos en Puebla en 2020 y lo que va de 2021, a la par que avanzó la pandemia de covid-19.

e-consulta ubicó al menos 18 casos, donde cuatro mujeres, entre ellas una menor de edad, fueron asesinadas con alto grado de violencia, aparentemente por venganza y por vínculos con el narcomenudeo.

En otros casos, dos mujeres fueron detenidas, una por presuntamente asesinar a su pareja sentimental en un motel, y otra por supuestamente matar a dos de sus hijos a manera de venganza contra su esposo. 

Ocho hombres se vieron involucrados en actos criminales, como asesinato de menores, vecinos, compañeros de trabajo o incluso familiares, así como por pasear con restos humanos en espacios públicos.

A estos hechos se suman el hallazgo de una fosa clandestina dentro de una casa, que se descubrió solo después del deceso de un hombre de la tercera edad que ahí habitaba, así como el asesinato de un bebé que posteriormente fue calcinado

Hallazgo de fosas y restos humanos

Un pequeño de tan solo 6 años de edad murió el 25 de agosto en Chiautla de Tapia, tras una golpiza de su padrastro, quien presuntamente se encontraba bajo los influjos de las drogas y también hirió a su pareja. Dos días después, el responsable fue ubicado y detenido.  

El 24 de agosto un adulto mayor falleció aparentemente por causa naturales en su domicilio en la colonia Cristóbal Colón. Cuando sus familiares acudieron en busca de documentación, hallaron una fosa con huesos humanos, por lo que incluso sospecharon que se podría tratar de un hermano del difunto que reportó como desaparecido desde hace tres años.

El 23 de agosto, Epifanio A.G., de 32 años de edad, fue detenido luego de ser sorprendido en posesión de una cabeza humana en la Central de Abasto de Puebla, mientras que el resto del cuerpo de la víctima fue ubicado el mismo día en la colonia San José Los Cerritos. Cuatro días después el sospechoso fue vinculado a proceso por ocultamiento de cadáver

Tras un pleito entre amigos, Carlos N., líder de la Asociación de Charros del municipio de Puebla, habría disparado y matado a su amigo Jairo Alberto N. El acusado de homicidio calificado fue vinculado a proceso y se encuentra en prisión. 

El sábado 29 de mayo Óscar mató a su yerno Juan para defender a su hija, que estaba siendo golpeada. Pasó una semana detenido y el 5 de junio fue puesto en libertad en una audiencia luego de que su familia realizó una protesta afuera de la Casa de Justicia. 

Gabriel N, de 20 años de edad, fue detenido el 21 de mayo por la tarde en la unidad habitacional Loma Bella, por el asesinato de su sobrino Juan Jesús de 13 años, debido a que este ayudaba a su excompañera de escuela y pareja sentimental de su tío, quien aparentemente maltrataba a la menor. 

Un niño de 6 años de edad fue asesinado con arma blanca y abandonado a unos metros de la casa de sus abuelos en el municipio de Huauchinango el 20 de mayo. Además de que no se estableció el móvil de los hechos, tampoco se ubicó al responsable. 

Para poder huir del centro de rehabilitación “Grupo Última Oportunidad”, en San Andrés Cholula, un grupo de internos asesinó al encargado. El crimen ocurrió el 10 de mayo a las 11:30 horas, sobre la calle 2 Oriente a la altura del número 1007. 

Una mujer fue detenida el 10 de abril, luego de que mató a dos de sus hijos, menores de edad, e intentó ahorcarse dentro de su domicilio en el barrio de Ixtlahuaca, perteneciente al municipio de Chignahuapan. 

Infanticidios y feminicidios

Un bebé de aproximadamente 3 meses de edad fue asesinado a golpes y calcinado, para después ser abandonado a un costado de las vías del tren en la colonia Santa Margarita, de la ciudad de Puebla. El hallazgo se realizó la mañana del 9 de abril, aproximadamente a las 9:00 horas, el bebé estaba junto a las vías del tren y el carril confinado de la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA). 

El 24 de agosto de 2020, dos hombres de 45 a 50 años de edad, fueron asesinados a golpes durante un presunto robo en una ferretería ubicada en la junta auxiliar de La Libertad, pero antes de irse los responsables rociaron ácido a sus víctimas.

Con la esperanza de conseguir trabajo, Guillermina salió de su casa el 8 de julio de 2020, pero su familia e hijos perdieron el contacto con ella. Al otro día se encontró una bolsa con restos humanos en la Carretera a San Andrés Azumiatla, en Ocoyucan, tras los estudios correspondientes, se descubrió que era Guillermina. 

El 28 de junio, en una de las habitaciones del motel Azteca, localizado en la carretera federal Puebla- Tehuacán, a la altura del autódromo del municipio de Amozoc, un hombre de 34 años de edad murió apuñalado por su pareja sentimental, una joven de 20 años que aseguró que se defendió luego de ser forzada a tener relaciones sexuales. La joven, hija de un agente ministerial, fue vinculada a proceso ya que se desdeñaron sus argumentos. 

El 11 de junio de 2020, Gardenia y su hija Dulce Dayann salieron de su domicilio ubicado en la localidad de La Magdalena Tetela, en el municipio de Acajete. Tras unos días desaparecidas, fueron encontradas muertas y calcinadas dentro su vehículo. Alonso N., ex pareja sentimental de Gardenia, fue detenido y encarcelado por este doble crimen

El 8 de marzo de 2020 en Coronango, Maribel y Javier tuvieron una discusión por la comida de su hija sordomuda, pero en su arranque de ira él estranguló a Maribel, así que fue detenido por este caso ocurrido en pleno Día Internacional de la Mujer.