Marcelo Ebrard Casaubón, secretario de Relaciones Exteriores(SRE), informó que recibió a reporteros y miembros del staff de varios medios como The New York Times y The Wall Street Journal, quienes llegaron a México tras solicitar visa humanitaria, luego de que los talibanes tomaran de nuevo el poder.

A través de su cuenta de Twitter, el canciller publicó el video del momento en que los periodistas descendieron del avión y detalló que llegaron en compañía de sus familias, en un vuelo que duró cerca de 20 horas.

En la misma publicación, destacó que en total se recibieron a 124 personas, entre ellas menores de edad, esto horas después de acoger a cinco jóvenes afganas de un equipo de robótica premiado internacionalmente.

Durante un acto de bienvenida a los periodistas en el aeropuerto de Ciudad de México, Ebrard dijo “Se trata de quienes están arriesgando sus vidas por informar, por comunicar, que están comprometidos con la libertad de expresión, con la libertad y la independencia de la comunicación”.

Así mismo, reveló que esto fue posible pues comunicó al New York Times que México había abierto sus puertas a los periodistas afganos a fin de protegerlos y para ser coherentes con la política exterior que promueve la libre expresión, las libertades y los valores feministas, y extendió su ayuda a The Wall Street Journal y The Washington Post.

The New York Times reveló que llegaron 24 familias de afganos que trabajaron para el medio, sin embargo, resaltaron el papel de las autoridades mexicanas ante la ayuda que “Estados Unidos fue incapaz de brindar”.

“Los funcionarios mexicanos, a diferencia de sus contrapartes en Estados Unidos, lograron vencer la burocracia de su sistema migratorio para proveer rápidamente los documentos que, a su vez, permitieron que los afganos volaran desde el asediado aeropuerto de Kabul con rumbo a Doha, Catar”, indicaron en un artículo.

Agregaron que los medios de comunicación no revelaban los detalles sobre la evacuación de sus periodistas por temor a inundar los estrechos canales de escape.

Según lo planteado, las familias afganas recibirán protección humanitaria temporal en México mientras se exploran opciones a futuro en Estados Unidos u otros países pues, aunque Estados Unidos ha incrementado sus vuelos de evacuación, aún tiene un sistema de inmigración que ha dificultado la respuesta a la crisis.