Ricardo Anaya, excandidato a la presidencia de México, retó al presidente Andrés Manuel López Obrador a citar a sus hermanos Pío y Martín Jesús López Obrador a la audiencia en el Reclusorio Norte el día jueves para que él también se presente.

En respuesta, durante su conferencia matutina el mandatario aseguró que no se persigue a nadie, sino que lo culpan para buscar protección y lo tachó de “chueco e hipócrita”.

A través de un video publicado en redes sociales, Anaya retó a López Obrador a que sus hermanos acudan a declarar el mismo día, a la misma hora, con el mismo juez y que se les den el mismo trato respecto a las pruebas que presenten.

Así mismo, le recordó que hay videos de sus dos hermanos Pío y Martín, en donde fueron exhibidos recibiendo dinero en efectivo de David León, quien fuera titular de la Coordinación Nacional de Protección Civil, y destacó que no existen investigaciones o acusaciones en su contra por el destino de esos recursos.

Finalmente, señaló que las acusaciones en su contra son invento del presidente en boca de Lozoya, por lo que no hay pruebas y acusó a AMLO de no querer proceder contra sus hermanos pues el dinero estaba destinado a él.

AMLO responde a reto

Ante el reto, el presidente Andrés Manuel López Obrador calificó al excandidato presidencial de “chueco e hipócrita”; así mismo, aseguró que no se persigue a nadie y que lo está culpando para buscar protección.

“Que él haga lo que considere más conveniente y que asuma su responsabilidad. Nada más que le quede muy claro, lo sabe, lo que pasas es chueco e hipócrita, sabe muy bien que yo no persigo a nadie, yo no soy de malas entrañas, yo no odio, no soy igual a ello. De manera mañosa me echa la culpa para buscar protección”, dijo.

De igual forma llamó a Anaya a asumir su responsabilidad por aceptar sobornos y señaló que, en el caso de sus hermanos, será la autoridad competente quien actúe, pues no tiene nada que ver con la fiscalía. Y ordenó que se transparenten las causas del proceso en contra del excandidato para que deje de afirmar que es una persecución política de su parte.