Horas después de que un hombre de la tercera edad muriera por causas naturales en una vivienda de la colonia Cristóbal Colón, en la ciudad de Puebla, una fosa con una osamenta humana fue descubierta en el domicilio del occiso.

Aunque se presume que podría tratarse de los restos de un hermano del adulto mayor, que desde hace tres años se encontraba desaparecido, aún se realizan las investigaciones correspondientes.

Fue el lunes 24 de agosto cuando un hombre de la tercera edad falleció por causas naturales. El martes siguiente, los deudos regresaron a la casa de la 42 Norte entre las avenidas 16 y 18 Oriente, de la colonia Cristóbal Colón, a fin de ubicar diversa documentación para darle sepultura.

En esa búsqueda descubrieron una fosa con una osamenta humana.

Ante los hechos llamaron a la policía y elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) acudieron a la zona, donde entrevistaron a los peticionarios.

Las personas en el lugar indicaron lo sucedido y externaron sus sospechas de que los restos humanos descubiertos este martes en la casa del adulto mayor, podría tratarse de un hermano del hoy occiso y que llevaba tres años en calidad de desaparecido.

Por tal motivo se dio parte a la Fiscalía de Puebla, a fin de que sea esta institución la que lleve a cabo las investigaciones.