El gobierno de Luis Miguel Barbosa Huerta suspendió oficialmente a Paulo Javier Rodríguez Cantellano su patente como notario titular número 1 del distrito judicial de Tepeaca por un periodo de seis meses.

El acuerdo fue notificado por el Consejero Jurídico del estado, Ricardo Velázquez Cruz, en el Diario Oficial este lunes, aunque el hecho lo había hecho público el mandatario dos semanas antes.

El 16 de agosto, Barbosa Huerta señaló que la notaría Número 1 de Tepeaca presuntamente había falseado documentación de una compra-venta de una casa en la colonia La Paz, ya que aunque no estaba asentada en los libros, si estaba inscrita en registro público de la propiedad.

“Se encontró es una investigación derivada del otorgamiento de una escritura de compra-venta sobre una casa en la colonia La Paz en donde se falseó todo y esa escritura no está asentada en los libros de la notaría, pero si está inscrita en registro público de la propiedad correspondiente, entonces sí efectivamente, la dirección del notariado ratificó la suspensión de la funciones notariales de esa notaría el día viernes (13 de agosto), por 6 meses, para hacer la investigación correspondiente”, informó.

Es facultad del gobernador

El gobernador Miguel Barbosa Huerta está facultado para el otorgamiento de las patentes  de las notarías así como la anulación, revocación, suspensión y cancelación de las mismas mediante la emisión de los acuerdos respectivos, en términos de la Ley del Notariado vigente.

El acuerdo publicado este día señala que Paulo Javier Rodríguez Cantellano habría ejercicio sus funciones notariales con “conductas irregulares” y contrarias a lo dispuesto en la Ley de la materia.

“En particular en el expediente 262/2019 al haber elaborado el instrumento número 27,371 de fecha 24 de octubre de 2018, respecto de la compra-venta del lote de terreno número 14, manzana 3, del fraccionamiento Ciudad Satélite del Magisterio Estatal (…) el hoy quejoso manifiesta no haber enajenado el inmueble antes mencionado, ni haber participado en la escritura materia de la queja, violentando el principio de tracto sucesivo donde una mujer se hizo pasar por dueña del inmueble (…) se traduce en una afectación social notoriamente grave”, señala documento oficial.

En este hecho, agrega el acuerdo, el fedatario se ha comportado de manera negligente en el desempeño de la función notarial.

Barbosa Huerta aseguró hace unos días que en Puebla hay más de 500 denuncias contra notarios locales por presuntos actos ilegales.