De enero a julio de 2021 Alto al Secuestro documentó en Puebla 15 casos de privación ilegal de la libertad, casi el doble que la Fiscalía General del Estado (FGE), que solo reportó ocho hechos delictivos en el mismo periodo.

La organización estimó que, en promedio, en Puebla cada mes dos personas son retenidas a la fuerza contra su propia voluntad a cambio de dinero.

En su desglose de delitos registró solo un caso en enero; en febrero tres, al igual que en marzo, mientras que en abril, mayo, junio y julio contabilizó dos delitos por mes.

En contraste, la Fiscalía reportó un caso en febrero y otro marzo, así como dos en abril, mayo y lo que va de agosto, sin embargo, no registró delitos en enero y junio.

Isabel Miranda de Wallace, presidenta de Alto al Secuestro, señaló que en el país “había un ritmo bueno en el 2020” para disminuir el delito, pero que para el 2021, pese a la pandemia, se deberían de tener números mejores.

Condenó que a nivel nacional existan 52 víctimas que no quisieron acudir ante una unidad antisecuestro o a la fiscalía para denunciar.

“Esto hace que se siga repitiendo, porque las mismas personas van a seguir secuestrando en esos estados y la autoridad no está haciendo nada y les está dando este pase de inmunidad”, señaló.

Con AMLO, cifras negativas

En México se han reportado 3 mil 821 secuestros desde el 1 de diciembre de 2018 hasta el 31 de julio del 2021.

Puebla se encuentra en cuarto lugar nacional con más secuestros –en el periodo de gobierno de Andrés Manuel López Obrador–  con 165 casos.

Veracruz es el estado donde más casos se registraron, con 765; en segundo lugar, Estado de México, con 642 y, en tercero, la Ciudad de México con 313.