La Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHJ) de Morena no sancionó a la presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, luego de que fuera acusada de actos de promoción personalizada, uso indebido de recursos públicos y actos anticipados de precampaña, aunque el partido reconoció irregularidades.

La edil fue denunciada por la militante Sabina Martínez Osorio, pero a diferencia de la Sala Regional Ciudad de México del TEPJF, el partido determinó que no había razones para sancionarla.

La decisión no fue unánime, pues de los cinco integrantes, la presidenta de la comisión, Eloísa Vivanco Esquide, se excusó de conocer el caso, pues es madre de la denunciada, mientras que Vladimir Moctezuma Ríos García y Zazil Citlalli Carreras Ángeles mostraron su desacuerdo al considerar que sí hubo faltas.

Ambos votaron en contra al señalar que la propia comisión reconoció que hubo una violación a las normas electorales.

Para romper el empate en la resolución la secretaria General Donaji Alba Arriga emitió un voto de calidad, facultad exclusiva de Vivanco Esquide, pero no participó en la votación.

En el estudio del caso se argumentó que Rivera Vivanco dio una entrevista y expresó su intención de participar en el proceso interno de selección de candidatos de Morena, razón por la cual fue denunciada, pero el partido concluyó que no hizo un llamado expreso al voto.

La comisión resolvió que la alcaldesa abordó temas referentes a la rendición de cuentas en el desempeño de su cargo y sólo dijo que quería ser parte del proceso, lo cual no contraviene con las normas y documentos básicos de Morena, al tratarse de un proceso inicial que en su momento no garantizaba que ganaría la candidatura.

No obstante, en la misma resolución la CNHJ reconoció la irregularidad, pues señaló: “la declaración de intenciones electorales en dicha entrevista, resultan en un desapego a las normativas de nuestro partido que recae en las violaciones alegadas por la parte actora”.