Lionel Messi y el Paris Saint-Germain llegaron a un acuerdo para que el argentino sea parte del club francés por dos temporadas, pues permanecerá hasta junio de 2023 en la Ligue 1. Este contrato, además, contempla una opción de extensión por un año y marcará el regreso de una de las duplas más vistosas de los últimos años, pues jugará al lado de su amigo, el brasileño Neymar, con quien también compartió vestidor en el Barcelona.

El anuncio de la llegada de Messi a la capital francesa ocurrió apenas dos días después de que el jugador se despidiera entre lágrimas del equipo que fue su casa durante dos décadas, luego de que Barcelona confirmara mediante un comunicado difundido en redes sociales que el argentino "no seguirá ligado al club" debido a que la entidad blaugrana no lograra solventar temas económicos y estructurales alrededor del contrato.

En esa misma semana se difundió una fotografía en redes sociales donde se ve a Messi disfrutar de unos días de vacaciones en Ibiza al lado de Neymar, Ángel Di María, Leandro Paredes y Marco Verratti, todos ellos jugadores del París Saint Germain, aunque el propio Leo en su conferencia de despedida aclaró que en ese momento seguía con la idea de renovar contrato con el Barça.