Victoria, juventud y gloria.

La skater japonesa Sakura Yosozumi logró en esta jornada el primer oro olímpico en la modalidad de parque del nuevo deporte que se estrenó en los Juegos de Tokio 2020. La atleta nipona de 19 años de edad consiguió 60.09 puntos en la mejor de sus tres carreras, en la final disputada en el Parque de Deportes Urbanos de Ariake.

El segundo sitio en el podio (medalla de plata) fue para otra japonesa, Kokona Hiraki, quien también hizo su debut, pero con apenas 12 años de edad y quien terminó muy cerca de su compatriota con 59.04 puntos. Finalmente, la británica Sky Brown, que partía entre las favoritas pese a sus 13 años de edad, se llevó el bronce con 56.47 puntos.

La modalidad parque es la segunda prueba de medalla para el skate que se estrena en estos Juegos Olímpicos, después de la modalidad ‘calle’. En esta prueba, la pista se asemeja a lo que sería una piscina vacía y se compone de una variedad de rampas curvilíneas con diferentes ángulos y alturas.

Las skaters cuentan con tres turnos de 45 segundos cada una, donde se les otorga una puntuación que va del 0 al 100, aunque para calificarles se les cuenta su mejor intento ante la casi inevitable tendencia a caer de la tabla.

Las patinadoras, a diferencia de otras disciplinas olímpicas, tienen libertad para elegir sus propios recorridos y maniobras, mismas que reciben una puntuación de los jueces en función de la velocidad, la altura, la fluidez, la complejidad técnica y la originalidad con las que sean ejecutadas.

Cabe recordar que Japón se adjudicó el oro en todas las pruebas de skateboarding que se han disputado hasta el momento (las dos categorías de street y la femenina de park), por lo que este miércoles podrán sumar una actuación perfecta en la misma prueba actual pero en la categoría masculina.

Foto: Twitter