La Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec), reveló que los gastos en útiles, uniformes y equipos móviles para el regreso a clases alcanzarán una media de 14 mil 875 pesos por alumno.

La organización informó que, de acuerdo a los precios actuales, las familias están obligadas a desembolsar un promedio de cinco mil 375 pesos en artículos escolares; para cada uno de sus hijos que cursan el nivel básico: primaria y secundaria.

La Anpec indicó que lo más barato es la adquisición de una mochila, con un costo de 500 pesos; seguida por la lista de útiles: cuadernos, hojas, colores, lápices, marcadores, plumas y juego de geometría, los cuales requieren de mil 50 pesos.

Señaló que después viene la compra de uniformes y calzado escolar: zapatos de diario y tenis para deportes que, por estudiante, precisan un gasto medio de entre dos mil y mil pesos, respectivamente.

Refirieron que sin contar con una inversión de 180 pesos en fotos y un certificado médico335 pesos en un kit de material sanitizante y otros 300 pesos dedicados a las cuotas e inscripciones al nuevo ciclo escolar.

Finalmente, indicaron que lo más caro es la compra de un celular, tableta o laptop y un plan de datos, para tomar clases virtuales y hacer tareas a través de Internet; cuyo costo oscila entre tres mil 500 y nueve mil 500 pesos, según la marca y modelo.

La coach en finanzas, Sandra Huerta, explicó que, de acuerdo a los datos reportados por la Anpec, las familias mexicanas invertirán hasta dos meses de trabajo, para cubrir los costos del regreso a clases.

Huerta explicó que los últimos datos del IMSS indican que el salario promedio de los trabajadores, afiliados al Seguro Social, promedia 12 mil 960 pesos mensuales; “lo cual implica que la inversión escolar por alumno exigirá, por lo menos, un mes de ingresos”.

Así mismo, apuntó que, si se toma en cuenta que las familias tienen un promedio de dos hijos, cubrir el desembolso de casi 30 mil pesos, necesitará de más de dos meses de salario del padre, madre o tutor.

“Y aunque el gasto seguramente será dividido en algunas quincenas o será compartido cuando haya dos proveedores; para cientos de familias, el regreso a clases significa deudas o préstamos, cuyo pago se alargará hasta fin de año”, concluyó.