Sammy Pérez murió de un paro cardiovascular en medio de su lucha contra el covid-19 la madrugada de este viernes.

Entre las interrogantes que hay en torno a Sammy, es saber lo relacionado al padecimiento que le dificultaba expresarse de forma fluida.

La forma de hablar de Sammy se llegó a pensar que era actuado, pero otras personas consideraban que era derivado de un tipo de discapacidad intelectual.

El Universal publicó en mayo de 2009 una entrevista con su hermana Martha y el representante Fernando Martínez, donde se reveló que Sammy solo padecía de dislexia.

“Si quieren pueden decir que tiene discapacidad para hablar, pero esto no es más que una dislexia. Sammy no es una persona, que dirían algunos, "anormal". Tenemos los documentos para comprobar lo que decimos”, aclaró Martínez.

“Él pertenece a la Asociación Nacional de Actores (ANDA). También cuenta con licencia de conducir, en este momento va camino a Cuernavaca a ver a una de sus hermanas. Si tuviera algún problema mental, no se la darían”, mencionó.

El blog de la institución hospitalaria Middlesex Health señala que la dislexia es un trastorno del aprendizaje que “supone la dificultad para leer a raíz de problemas para identificar los sonidos del habla y para comprender cómo estos se relacionan con las letras y las palabras (decodificación). La dislexia, que también se denomina dificultad de lectura, afecta zonas del cerebro que procesan el lenguaje”.