Scarlett Johansson demandó a Disney, esto porque estrenó la película Black Widow en cines y en streaming, lo que le habría hecho que perdiera beneficios económicos.

En respuesta Disney señaló que es especialmente triste y angustiante la acción de la actriz en su cruel indiferencia a los efectos horribles, prolongados y globales de la pandemia del coronavirus.

“Esta denuncia es especialmente triste y angustiante en su cruel indiferencia a los efectos horribles, prolongados y globales de la pandemia del coronavirus”, informó la marca.

“Disney ha cumplido totalmente el contrato de Johansson. Es más, el estreno de Black Widow en Disney+ con un acceso premium ha ampliado significativamente su capacidad de ganar una compensación adicional por encima de los 20 millones de dólares que ha recibido hasta la fecha”, agregó.

La actriz presentó la demanda en un tribunal de Los Ángeles, donde acusa que Disney se había comprometido a un estreno exclusivo en cines y que parte de su salario saldría de lo que ingresara en la taquilla por la película.

“Disney era muy consciente de esta promesa, pero aun así dio instrucciones a Marvel para violar su compromiso y, en lugar de eso, lanzar la película en Disney+ el mismo día que llegó a los cines”, señala la demanda, según se informó.

Disney intencionadamente indujo el incumplimiento de contrato de Marvel, sin justificación, con el objetivo de impedir que Johansson obtuviera los beneficios totales de su acuerdo con Marvel”, informó la actriz.

Se informó que Black Widow logró 80 millones de dólares en su fin de semana de estreno en los cines de Estados Unidos y Canadá. Además, sumó otros 78 millones de dólares en el mercado internacional.