El boxeador mexicano Rogelio Romero tuvo un buen debut en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 al presentarse con triunfo ante el croata Luka Plantic, combate que tuvo lugar dentro de los octavos de final de la categoría semipesado (de 75-81 kilogramos). Rogelio, que se llevó la victoria del combate por decisión dividida (4-1), durante el primer round no pudo aplicar una buena técnica en su guardia para defenderse, cosa que el croata aprovechó para hacerlo tambalear en un par de ocasiones.

Para el segundo round, el chihuahuense salió con mayor decisión y mostrándose más agresivo, así como con una mejora en su forma de defender para conectar golpes más certeros en el cuerpo y cara de su rival.

En el tercer y último round, Rogelio se volvió a imponer y no dejó de atacar, para nuevamente mostrar sus mejores golpes que le permitieron seguir en le pelea del certamen olímpico. Romero, medallista de bronce en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 y Lima 2019, se enfrentará el viernes 30 de agosto en cuartos de final ante el cubano Arlen López, quien es el actual campeón olímpico.

Además, el resultado permite a México seguir presente en el boxeo de los Juegos Olímpicos Tokio 2020; su siguiente pelea será a las 05:06 horas, tiempo de México, ante el pugilista cubano de guardia zurda. Arlen llega como medallista de oro en la pasada edición olímpica de Río 2016, quien, por su parte, venció al argelino Mohamed Houmri en decisión unánime (5-0), por lo que se clasificó a cuartos de final en la división semipesado; en este duelo se puede amarrar la medalla de bronce, por lo que será vital que Rogelio Romero busque la victoria y así escalar a otro combate por la presea dorada.

Foto: Twitter