Autoridades francesas alertaron del retiro del mercado de supuestos productos afrodisíacos, vendidos como naturales, pero que en realidad contienen ingredientes activos de medicamentos que pueden provocar efectos cardiovasculares adversos.

La Dirección General de Competencia, Consumo y Control del Fraude (DGCCRF), la Dirección General de Aduanas y Derechos Indirectos (DGDDI) y la Agencia Nacional de Seguridad de Medicamentos y Productos Sanitarios (ANSM) advirtieron en un comunicado de que el uso de esas sustancias no estaba detallado en el etiquetado de estos productos.

Los análisis de laboratorio desvelaron que algunos productos alimenticios, como mieles, mermeladas y gelatinas, que se vendían como afrodisíacos, contenían principios activos medicinales utilizados para tratar la disfunción eréctil a partir del aumento del flujo sanguíneo.

Las autoridades avisaron de su circulación ilegal a través de internet bajo las marcas Black Horse Honey o Jaguar Power, ya que sustancias como el sildenafilo o el tadalafilo están sujetas a prescripción médica por su función vasodilatadora y están contraindicadas en personas con patologías cardíacas.

En los últimos meses, varios centros de toxicología identificaron numerosos efectos adversos graves tras el consumo de estos productos, los cuales provocaron repetidas convulsiones, hemorragias de origen pulmonar, edemas cerebrales e insuficiencia renal aguda.

"Cuando estos productos son identificados, se retiran del mercado", recordaron las autoridades francesas, que piden a los consumidores no adquirir estos artículos o destruirlos.

Con información de Milenio.