Cerca del mediodía, un grupo de personas se reunieron en una asamblea para exigir a la Guardia Nacional, Secretaria de la Defensa Nacional y a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, que ingresaran en viviendas en las que, había armas de fuego, presuntamente de grupos criminales.

Sin embargo, los elementos de seguridad les informaron que no podían ingresar a estas viviendas sin tener una orden judicial para realizar cateos y que deberían de esperar algunas horas para obtener una orden judicial y realizar estas revisiones.

La respuesta no fue del agrado de las personas, por lo que armados con palos y machetes realizaron los cateos con sus propias manos en varias viviendas de la localidad. Sin embargo, pobladores reportaron que el grupo de indígenas quemaron al menos diez viviendas en los barrios de la cabecera municipal.

Hasta el momento no se reporta intervención de la Guardia Nacional ni de los elementos policiales instalados en la zona para evitar estos actos, ya que se replegaron a la entrada principal de la cabecera municipal para evitar confrontación con el grupo.

Hasta el momento ninguna autoridad ministerial del estado de Chiapas como de la federación, han dado a conocer información al respecto.

Con información de Milenio.