Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, aseguró estar listo para negociar con la oposición en México, país que no ha sido confirmado como sede de las negociaciones, pese a que el gobierno lo ha mencionado en varias ocasiones.

"Estamos listos para ir a México, ya el doctor (presidente del Parlamento) Jorge Rodríguez y el doctor (gobernador del céntrico estado Miranda) Héctor Rodríguez les han comunicado a todas las delegaciones de la oposición y del gobierno de Noruega que estamos listos para ir a México", dijo el mandatario durante un acto de gobierno.

Agregó que deben sentarse con "una agenda realista, objetiva, verdaderamente venezolana, para tratar todos los asuntos que haya que tratar, para llegar a acuerdos parciales por la paz y la soberanía de Venezuela", así como "para que se levanten" las sanciones internacionales que pesan sobre el país.

"Estamos listos. Además, ahora que han dado buenos gestos todos los líderes de la oposición y están anunciando sus candidaturas, me da una gran alegría", subrayó.

En mayo pasado, el líder opositor Juan Guaidó anunció su disposición a negociar con el gobierno de Maduro para alcanzar un "acuerdo de salvación nacional" con el fin de superar la crisis que vive Venezuela.

El opositor aspira a conseguir elecciones generales "libres" y "justas" y, a la propuesta, Maduro respondió diciendo que está listo para reunirse con "toda la oposición", pero exige que se levanten las sanciones internacionales antes de sentarse a dialogar.

Sin embargo, Guaidó plantea el levantamiento a condición de que el gobierno ceda en sus posiciones, con el fin de llegar a unas elecciones "democráticas y transparentes", cuyo cronograma exige de inmediato.

Hasta el momento no existe una fecha para que las dos partes se sienten en una mesa para comenzar las negociaciones. También se desconoce si el gobierno negociará de forma separada con los diversos sectores opositores venezolanos o lo hará de manera única bajo el liderazgo de Guaidó.

Finalmente, anunció que Jorge Rodríguez y Héctor Rodríguez "son los voceros de la revolución para las negociaciones con todas las oposiciones". Ambos encabezaron la delegación oficialista en las fallidas negociaciones que en 2019 trataron de abrir un proceso de diálogo con la oposición entonces bajo el liderazgo unitario de Guaidó, quien era presidente del Parlamento.

Con información de Milenio.