La Federación Noruega de Handball se hizo acreedora a una multa debido a que sus jugadoras se opusieron a usar el bikini reglamentario y salieron con short a disputar el compromiso por la medalla de bronce frente a España, esto durante el Campeonato Europeo. Dicha sanción equivale a 50 euros por jugadora y otros 50 adicionales por partido, según dio a conocer la atleta seleccionada de Noruega, Katinka Haltvik, para la radiotelevisora 'NRK'.

Kare Geir Lio, el presidente de la Federación Noruega de Handball, aseguró en entrevista para 'AFP' que asumirían a su cargo la multa, "estamos todos en el mismo barco". No obstante, varias jugadoras consideran que usar bikini puede resultar ultrajante y poco práctico sólo para practicar su deporte.

"Lo más importante es disponer de uniformes con los que las deportistas estén cómodas", sentenció Lio.

"La European Handball Federation (EHF) está comprometida en hacer avanzar este asunto en interés de sus federaciones miembro, pero debe quedar claro que un cambio en las normas solo puede producirse a nivel de la International Handball Federation (IHF)", comentó el vocero Andrew Barringer a través de un correo electrónico.

La cuestión en cuanto a las reglas de vestimenta en los equipos de mujeres lleva bastante tiempo bajo análisis por las autoridades de la disciplina y, a pesar de que en varias ocasiones han prometido que se aprobarán los cambios, esto no ha ocurrido hasta el momento.

Más allá de esta controversia, las noruegas cumplieron en el plano deportivo y llegaron hasta las semifinales del torneo europeo que se disputó en Bulgaria, donde cayeron ante Dinamarca y luego disputaron el partido por el tercer puesto, donde cayeron ante España. Aunque no pudieron realizar el cambio de vestimenta en este certamen, las seleccionadas ya anticiparon que no bajarán los brazos y en las próximas semanas elevarán un nuevo pedido a las autoridades del Beach Handball, con el apoyo de seleccionados como Suecia, Dinamarca y Francia, entre otros.

Foto: Captura de Pantalla de YouTube