Con vallas metálicas la Policía Estatal cercó el Congreso de Puebla para la última sesión ordinaria de la LX Legislatura, con mayoría de Morena y sus aliados.

Este jueves se prevén protestas de feministas que demandan la despenalización del aborto y de familiares de personas desaparecidas, que exigen la ley en la materia.

Ambos temas continúan “congelados” a casi tres años de entrar en funciones la primera legislatura con mayoría de izquierda, por lo que organizaciones civiles condenan las omisiones.

En respuesta se atrincheró la sede del Poder Legislativo, encabezado por la diputada Nora Merino Escamilla (de Morena).

Con vallas y policías estatales se cerró la circulación vehicular y peatonal en las calles 3 y 5 Poniente, de la 16 de Septiembre a la 3 Sur.

A propósito de la última sesión ordinaria y la falta de la Ley en Materia de Desaparición de Personas, el gobernador Miguel Barbosa Huerta rechazó que sea necesario legislar al respecto.

En su rueda de prensa matutina de este día señaló que ya existe una ley nacional y criticó a familiares de víctimas y organizaciones civiles que exigen una ley estatal, pues dijo que son quienes “nunca van a gobernar”.