Luis Cárdenas Palomino, ex director de Seguridad Regional de la Policía Federal permanecerá interno en el penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México, luego de que un juez federal dictara auto de formal prisión en su contra, por su probable responsabilidad en el delito de tortura en agravio de cuatro presuntos secuestradores.

Jesús Alberto Chávez, juez Décimo Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales, determinó que la Fiscalía General de la República (FGR) aportó las pruebas necesarias que muestran la probable responsabilidad de Cárdenas Palomino en la tortura de Mario Vallarta Cisneros, así como de su sobrino Sergio Cortez Vallarta, y de los hermanos Eduardo y Ricardo Estrada Granados.

La FGR acusó a Cárdenas Palomino de ordenar a agentes de la Policía Federal la tortura de las personas antes mencionadas para obligarlos a aceptar que formaban parte de la banda de secuestradores Los Zodiaco.

El acusado fue sorprendido a las 04:50 horas, en un domicilio que se localiza en el número 19 de la calle Bosques de Rambouillet, colonia Paseo del Bosque, sitio al que llegaron elementos de la Policía Federal Ministerial de la FGR, así como personal de la Secretaría de Marina (Semar), de la Coordinación Antisecuestro (Conase) y del Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

La orden de aprehensión contra el ex mando de la Policía Federal fue girada en septiembre pasado por Guillermo Francisco Urbina Tanús, quien era el titular del juzgado Décimo Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales.

Cárdenas Palomino era el hombre de mayor confianza de Genaro García Luna, ex secretario de Seguridad Pública federal, quien permanece detenido en Estados Unidos por señalamientos de que protegió y recibió sobornos del cártel de Sinaloa.

Con información de Milenio.