El pasado lunes 21, elementos de la Policía Estatal lograron recuperar instalaciones de la presidencia municipal de Tlahuapan, misma que permaneció tomada durante ocho días por pobladores inconformes con los resultados de los comicios electorales del 6 de junio.

El operativo fue posible debido a que los elementos notaron que había disminuido la presencia de los manifestantes que mantenían el plantón en la presidencia municipal.

Testigos afirmaron que solamente se encontraban cuatro personas custodiando el edificio, a quienes les solicitaron, sin uso de la fuerza, que se retiraran. Las personas no mostraron resistencia frente a las fuerzas policiacas, quienes les ofrecieron a los inconformes una reunión conformada por autoridades municipales y estatales, con el fin de entablar el diálogo y poner fin al conflicto poselectoral suscitado en este municipio.

Cabe recordar que la madrugada del 7 de junio, habitantes inconformes con el triunfo virtual de Alberto Roa Benítez, hermano del presidente Vidal Roa Benítez, retuvieron a 4 elementos policiales y al director de la Policía Municipal, a quienes les exigieron que quemaran 23 urnas electorales. Los manifestantes inconformes también tomaron la autopista México – Puebla.