Durante el transcurso de este martes 23 de junio la Cámara de los Comunes de Canadá aprobó un proyecto de ley que penaliza las terapias de conversión LGBT+, con 263 votos a favor y 63 en control, otorgando una victoria al Partido Liberal del primer ministro Justin Trudeau, cumpliendo así una de sus promesas declaradas desde 2019. 

Las terapias de conversión tienen el objetivo de cambiar la orientación sexual o la identidad de género de una persona, estas pueden incluir: terapia de conversación, hipnosis, descargas eléctricas y ayuno.

La Asociación Médica Estadounidense ha condenado la práctica como "dañina e ineficaz". El texto define la terapia de conversión como: "todo servicio, práctica o tratamiento concebido para transformar la orientación sexual de una persona a fin de tornarla heterosexual, restablecer la identidad de género a la que corresponde al sexo atribuido en el nacimiento o reprimir o reducir la atracción sexual o los comportamientos sexuales no heterosexuales".

Una investigación oficial publicada el año pasado señaló que 47 mil hombres canadienses pertenecientes a una minoría sexual habían sido sometidos a alguna terapia de conversión

La votación tuvo lugar mientras la Cámara intentaba aclarar su agenda legislativa antes de las vacaciones de verano que comenzarán el miércoles y de posibles elecciones a finales de este año. El proyecto de ley ahora va al Senado canadiense, en espera de su aprobación definitiva.

Dicha iniciativa se suma a otros proyectos pendientes como el proyecto de ley de presupuesto del gobierno, que incluye apoyos clave para la pandemia que expirará a fin de mes y permaneció en el limbo.

El receso de verano termina el 20 de septiembre y podría haber elecciones en septiembre. Según una encuesta de Leger publicada el día martes, actualmente los liberales lideran a los conservadores de la principal oposición 34 a 30.

Con información de Milenio.