Hay obras que parecen no tener fin, esto porque con el paso de los días, semanas, meses, no terminan.

Pero la tardanza de las obras en China parece que no es un problema, ya que ellos pueden construir un edificio de 10 pisos en tan sólo 28 horas y 45 minutos.

La ingeniería usada en el país asiático llama la atención, esto porque han implementado un nuevo diseño de módulos resistentes y livianos que se ensamblan.

La edificación se realizó en la ciudad de Changsha y la realizó la compañía Broad Group. La empresa usó grúas para ir acomodando uno a uno módulos individuales que miden 12 metros de largo, 2.44 metros de ancho y 3 metros de altura.

Los módulos están hechos de acero inoxidable y la empresa que los fabrica asegura que son 10 veces más ligeros y 100 veces más resistentes que una construcción típica de cemento.

Los módulos se pueden transportar fácilmente en vagones de tren y camiones. Además tienen un sistema de atornillado para ensamblarse y después de montarse se les pueden hacer adaptaciones para personalizarlos.

Cuando el edificio se termina de armar, se instalan los servicios y ya en poco tiempo pueden ser habitados.

Aquí el video de cómo fue realizado.