Un pequeño de diez años de edad, murió al interior del Hospital del Niño Poblano, luego de que por accidente, mientras jugaban, uno de sus hermanos tomara la pistola de sus padres y la activara, en un domicilio de la colonia Independencia en la ciudad de Puebla.

Información extraoficial indica que todo ocurrió el pasado martes, cuando tres hermanos menores de edad jugaban en casa y sacaron la pistola, presuntamente de sus padres, y uno de ellos la accionó y disparó accidentalmente contra uno de sus hermanos.

El herido, de nombre Farid fue llevado al citado nosocomio, donde a pesar del esfuerzo de los médicos se confirmó su deceso.

Las fuentes indicaron que los familiares y ahora dolientes, decidieron no reportar el hecho a las autoridades.

Ahora con el deceso del menor, la Fiscalía de Puebla dio inicio a la carpeta de investigación correspondiente para conocer exactamente cómo ocurrió el accidente.