En Puebla se busca prohibir que hospitales o personal de salud retengan a mujeres que den a luz, o a sus recién nacidos, por falta de pago.

En sesión ordinaria del Congreso del estado se planteó tipificar esta acción como violencia obstétrica, delito que ya se castiga con multas y penas de cárcel.

El diputado local Miguel Trujillo de Ita, de Morena, presentó una iniciativa para reformar el artículo 18 Bis de la Ley para el Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

Su propuesta prevé ampliar el concepto de violencia obstétrica, para que las instituciones de salud y el personal estén impedidos para retener a las pacientes o sus hijos, bajo el entendido de que estas prácticas violentan los derechos humanos de las pacientes y los menores.

Con la nueva disposición el artículo diría: “también se considera violencia obstétrica, negar la petición de acompañamiento de persona de confianza durante la prestación de los servicios médicos en los que la normatividad en materia de salubridad, epidemiología o control sanitario lo permita; fotografiar o grabar por cualquier medio el procedimiento de atención médica sin que medie el consentimiento voluntario, permitir el ingreso, atención o intervención de personal externo no acreditado ni justificado médicamente, sin que medie el consentimiento voluntario; así como retener a la mujer o al recién nacido en las instituciones de salud debido a su incapacidad de pago”.

El Código Penal del estado contempla penas para la violencia obstétrica, pero no por la retención de personas, sin embargo, el Código Penal Federal ya prevé sanciones concretas en su artículo 230:

“Se impondrá prisión de tres meses a dos años, hasta cien días multas y suspensión de tres meses a un año a juicio del juzgador, a los directores, encargados o administradores de cualquier centro de salud, cuando incurran en alguno de los casos siguientes:

I.- Impedir la salida de un paciente, cuando éste o sus familiares lo soliciten, aduciendo adeudos de cualquier índole; II.- Retener sin necesidad a un recién nacido, por los motivos a que se refiere la parte final de la fracción anterior“, señala el texto vigente.

Puebla es décimo en maltrato

La iniciativa de Trujillo de Ita advierte que Puebla es la entidad número 10 en maltrato durante la atención obstétrica, de acuerdo con la última Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares del INEGI.

Si bien la encuesta data de 2016, destacó que 34.8 por ciento de las encuestadas declaró haber sufrido algún tipo de maltrato al dar a luz.

La propuesta presentada por el legislador del distrito 12 de Amozoc fue enviada a la Comisión de Salud para su análisis y eventual aprobación.