El mexicano Julio Urías (con récord de 9-2) se convirtió en el primer ganador de nueve juegos en las mayores luego de trabajar en seis entradas para darle un respiro al sobrecargado bullpen de Los Dodgers. Urías agregó a su tarde un sencillo de dos carreras en el tercer rollo ante Keller, luego de que los Piratas obsequiaran un boleto intencional al receptor Austin Barnes para llenar las bases con dos outs.

La victoria le dio al cuadro de Los Ángeles su sexta barrida en la serie en lo que va de la temporada, pero también les permitió igualar su racha ganadora más larga contra Pittsburgh. En total le quitaron 13 juegos consecutivos a los Piratas del 4 de mayo al 20 de julio de 1952, cuando la franquicia aún se encontraba en Brooklyn.

Keller, quien dejó en dos entradas su inicio del pasado viernes (con lo que el equipo llamó una enfermedad relacionada con el calor), todavía es un enigma. El jugador de 25 años luchó con su mando, caminó tres y conectó a un par de bateadores mientras duró solo 2/3 entradas y lanzó apenas 41 de sus 72 lanzamientos para strikes.

Bryan Reynolds, por su parte, conectó su décimo jonrón y se mantiene como líder del equipo de los Piratas. Adam Frazier extendió su racha de hits a 13 juegos, lo que es la mejor marca de su carrera, aunque Pittsburgh ha caído cuatro seguidos y tiene marca de 11-27 en sus últimos 38 juegos, después de superar brevemente .500 (12-11) a fines de abril.

Los relevistas angelinos cubrieron siete entradas y un tercio en una victoria por 2-1, partido que tuvo que ser demorado por la lluvia el miércoles por la noche. Urías no tuvo una participación enteramente inteligente, ya que permitió al menos un corredor de base en cada una de las primeras cuatro entradas, aunque evitó problemas importantes.

Tener a Betts como patrullero del jardín derecho le ayudó bastante, pues salvó una carrera cuando hizo una jugada brillante, con la que sacó a Erik González de Pittsburgh al plato en el segundo. El cinco veces Guante de Oro rastreó una línea hundida desde el bate de Ka'ai Tom en la derecha poco profunda, para luego hacer un giro de 360 ​​grados antes de lanzar a home, donde llegó su salto justo antes de que González pudiera deslizar su mano izquierda debajo del receptor Austin.

Urías permitió un total de tres carreras y seis hits en seis entradas, sin dar un solo boleto. Su único error importante vino en una curva 1-2 hacia Reynolds con dos outs en el tercero, bola que Reynolds colocó en los asientos del jardín izquierdo para poner a los Piratas dentro de 4-3.

Cabe destacar que el ‘Culichi’ también ha demostrado ser útil con un bate en sus manos. Su fuerte sencillo al jardín derecho frente a Keller en el tercer rollo impulsó dos carreras y aumentó su total de carreras impulsadas esta temporada, marca que ascendió a 7 en sólo 29 apariciones en el plato. Tuvo únicamente cuatro carreras impulsadas en las primeras cuatro temporadas de su carrera combinada entrando en 2021.

Foto: Captura de Pantalla de Twitter