Durante 2020, en Puebla cerraron 2 mil 687 empresas, de acuerdo a la Encuesta sobre el Impacto Económico generado por la Covid-19 elaborada por el INEGI.

Además, las mayores pérdidas de ingresos las registraron las microempresas, seguidas por las pequeñas y medianas empresas, con 91.3% y 92% respectivamente, mientras que las grandes empresas tuvieron pérdidas de 35.9%.

Así lo destacó Ana María Carcaño Meza, catedrática de la Facultad de Comercio Internacional y Logística de la UPAEP quien agregó que la pandemia afectó a toda la cadena de suministro del sector automotriz, al turismo y a las industrias colaterales

Carcaño Meza destacó que dentro de esta situación crítica, surge una gran oportunidad, como es la detonación del comercio electrónico que tomó una gran relevancia para los comercios, al grado de conocerse que las empresas que migraron a las plataformas digitales pudieron mantenerse estables, mientras que muchas empresas que no contaron con una plataforma digital presentaron más complicaciones.

Aseveró que el comercio electrónico es de suma importancia para la reactivación económica de los negocios presenciales pues según el reporte 4.0 sobre el impacto de Covid-19 en ventas online, realizado por la Asociación Mexicana de Ventas Online, 5 de cada 10 empresas mexicanas están duplicando su crecimiento en internet.

Dijo que esta transformación que se está dando en los hábitos de los consumidores, constituye para México y para Latinoamérica en general, una gran oportunidad para que las empresas sin importar su tamaño o actividad, aprovechen los beneficios del comercio electrónico y soporten sus servicios con la logística necesaria.

En consecuencia, explicó que esta situación, ha traído la evolución en el campo de la logística y ahora se habla de un nuevo concepto denominado “e-logistics”, que se refiere a todas las operaciones logísticas que han sido transformadas por la incorporación del internet, de donde en todo el proceso logístico, surge toda una serie de beneficios como es la reducción de costos, reducción de tiempos, disminución de errores, pero al mismo tiempo surgen muchos retos que varias empresas deben superar para mantener su competitividad en el mercado.

Manifestó que ahora las empresas tienen que atender a un mercado de clientes que demandan mayor rapidez en la entrega de un producto o servicio y necesariamente significa que las empresas requieren de mayor tecnología, la cual será un recurso vital para el crecimiento y optimización de las operaciones de las mismas.

Ana María Carcaño, subrayó que en la Facultad de Comercio Internacional y Logística de la UPAEP, se están diseñando soluciones a través del comercio electrónico en las diferentes modalidades que hay en estos momentos, como apoyo a pequeñas y medianas empresas para que comercios como restaurantes, tenderos, productores del campo, productores orgánicos, artesanales, entre otros, que se hayan visto afectados en ventas de punto físico, logren agilizar su incursión y migración hacia el comercio electrónico para asegurar la continuidad de su negocio y mantener su principal ingreso económico, por lo que invitó a los interesados a acercarse a la Facultad de Comercio Internacional y Logística de la UPAEP, consultando la página web: www.upaep.mx, en donde con gusto se les atenderá.