Un estimado de 10 mil personas que participarían como voluntarios en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020, lo que es igual al 12,5 por ciento del total requerido por el comité organizador, presentaron su renuncia según informó este miércoles la cadena pública NHK.

Dichas bajas se produjeron por diversos motivos, entre los que también se encuentra la preocupación por la situación del Covid-19 o los cambios en la disponibilidad de los voluntarios por el aplazamiento del evento, dijo el citado medio según fuentes de la organización, donde creen que las bajas no suponen un problema para la celebración del evento.

Antes de que se aplazara la competición hasta el 2021, los organizadores reclutaron a 80 mil voluntarios para realizar tareas de apoyo con los deportistas, las competiciones y los espectadores. No obstante, la reducción de voluntarios comenzó en febrero pasado cuando varios centenares renunciaron ante el descontento con los comentarios sexistas de Yoshiro Mori, expresidente del comité organizador.

Desde entonces, la cifra se elevó hasta unos 10 mil, tanto por las preocupaciones relacionadas con la pandemia como por dificultades de disponibilidad, traslados laborales y otros factores.

"Creo que hay gente a la que le resulta difícil participar en las actividades con el (nuevo) calendario. Tomaremos medidas como que participen tanto en los Juegos Olímpicos como Paralímpicos, así que creo que no habrá problema", comentó el director ejecutivo del evento, Toshiro Muto, en declaraciones a NHK.

El Gobierno de Tokio reclutó a otros 30 mil voluntarios, entre los que también ha habido renuncias (se desconoce cuántas). La reducción de voluntarios es otro de los obstáculos a los que tienen que hacer frente los próximos Juegos de Tokio tras el retraso de un año por la Covid, que mantendrá al menos hasta el 20 de junio (un mes antes de su apertura el 23 de julio) el estado de emergencia vigente en la capital y otras diez prefecturas.

Foto: Captura de pantalla de Twitter