Hospitales se enfrentan a la escasez de medicamentos básicos como el paracetamol y controlados como morfina y dopamina. Por ello, médicos denuncian que estos debieron repartirse desde enero, y hasta la fecha aún no los reciben.

"Han dicho: 'denuncien a los médicos que les piden'. Pero les explicamos lo que sucede si no le ponemos el medicamento y ya es voluntario si quieren conseguirlo", así que optan por sustituir el medicamento recetado, o el paciente debe comprarlo.

Cuando no hay forma de sustituir los medicamentos, como los antibióticos, hay consecuencias graves, "entonces los pacientes siguen infectados y mueren".

De acuerdo con Reforma, en el Instituto Nacional de Pediatría la situación es similar; las autoridades de este instituto emitieron un oficio en el que piden no aceptar ninguna solicitud de traslado ya que no se cuenta con medicamentos y material de curación.

"En estos momentos el Instituto no tiene capacidad para aceptar traslados de ninguna otra entidad; por lo que le solicito que gire las instrucciones que considere pertinentes para que, hasta nuevo aviso, NO SE ACEPTE NINGUNA SOLICITUD DE TRASLADO", según el oficio emitido por Mercedes Macías Parra, directora médica.

Una doctora del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre del ISSSTE declara que no tienen ni paracetamol, ni insumos.

"Y no sólo hay carencia de medicamentos, sino de jeringas, agujas y soluciones.