El Sistema de Vigilancia Epidemiológica Hospitalaria de Diabetes Mellitus Tipo 2 notificó 174 pacientes atendidos en el primer trimestre de este año, que representan una baja de 79.8 por ciento en relación a 2020, en Puebla.

Entre enero y marzo de 2020, en la entidad se registraron 862 casos nuevos de diabetes, aunque para ese periodo no se atendía ni había un número alto de pacientes de coronavirus que requirieran de un espacio en algún centro médico.

A nivel nacional, 3 mil 831 pacientes fueron atendidos por problemas relacionados con esta enfermedad, apenas arriba del 50 por ciento del número de pacientes registrado el año anterior, que fue de 6 mil 971.

Puebla se encuentra en el octavo lugar en el país con más pacientes atendidos en el primer trimestre del año, con 174.

Primero está Tabasco (614), luego, Quintana Roo (288), Querétaro (268), Chiapas (216), Jalisco (212), Chihuahua (201), Colima (183) y Coahuila (174).

Aumentan riesgos de muerte

De acuerdo con datos de la OMS, la tendencia de la diabetes va en ascenso y más del 50% de los casos no están controlados, lo cual incrementa el riesgo de complicaciones y muerte prematura.

En el informe, la Secretaría de Salud del gobierno federal señala que los casos presentan además otras comorbilidades como la obesidad y la hipertensión, debido a que la mayoría de los enfermos no realiza ejercicio, no llevan control en su dieta y además son fumadores activos, lo que incrementa de forma importante el riesgo de desarrollar complicaciones, entre ellas las cardiovasculares y actualmente el riesgo de complicación y muerte por Covid-19.

A nivel nacional, el 56.6 por ciento de los pacientes que requirieron de atención médica por diabetes eran hombres y el 43.3 por ciento, mujeres.

El grupo de edad más afectado entre los hombres, fue el de 55 a 59 años de edad; mientras que en el sexo femenino fue el de 60 a 64 años.

El 46.6 por ciento tiene antecedente de padres con diabetes mellitus y el 26.2 por ciento por parte de hermanos con la misma enfermedad.