Al Congreso de Puebla le corresponde legislar poniendo a las víctimas al centro, declararon el Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría, SJ, el Observatorio de Participación Social y Calidad Democrática  y la Coordinación de la Licenciatura en Derecho, de la Universidad Iberoamericana Puebla.

En un pronunciamiento en torno la iniciativa de Ley en Materia de Desaparición de Personas para el Estado de Puebla, las entidades mencionadas  señalaron los puntos que se transcriben a continuación:

1. La iniciativa presentada el 15 de julio de 2020 por la diputada Estefanía Rodríguez Sandoval es una iniciativa sólida y cuidada, muestra de un trabajo técnico y colaborativo en el que el Congreso de Puebla confió el año pasado a través de la instalación de un mecanismo de revisión tripartita entre la Comisión de Derechos Humanos de la LX Legislatura, el colectivo Voz de los Desaparecidos en Puebla y la Universidad Iberoamericana Puebla.

2. El Congreso de Puebla no sólo tiene plena facultad de legislar en la materia, sino que está obligado a armonizar el marco jurídico estatal con la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición Cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas, tal y como lo han hecho 14 congresos estatales

3. De cara a su discusión en comisiones, como instancias universitarias que participamos en la elaboración del proyecto de iniciativa refrendamos nuestra voluntad de diálogo y trabajo colaborativo para participar en este debate legislativo, con la ­finalidad de alcanzar una ley con los más altos estándares de protección a los derechos humanos.

 4. Como se espera de todo proceso legislativo democrático, la discusión debe transitar por cauces de apertura, participación, transparencia y rendición de cuentas, pero, sobre todo, debe poner al centro a las víctimas, en especial a las familias de las personas desaparecidas en el estado. De ello depende su legitimidad.

5. Saludamos el reconocimiento que ha hecho el gobernador del estado, Miguel Barbosa Huerta, de este pendiente legislativo y le invitamos a que, en el mismo tenor, conozca la iniciativa trabajada colaborativamente el año pasado y, de ser el caso, sume a su enriquecimiento en clave garantista.

6. Al Congreso de Puebla le quedan 51 días para honrar su palabra y legislar en favor de las personas desaparecidas y sus familias.