Candidatos a diputados de 13 distritos locales de Puebla fueron reprobados en la evaluación de la organización Sí por México en la que la calificación más alta fue de 57 puntos de 100 posibles.

La organización señaló que, en general los evaluados no mostraron interés en dar conocer su información, por lo cual se demandó que la publicación de datos sea una obligación para quienes aspiren a un cargo público.

En el análisis de los contendientes se consideraron aspectos como experiencia, trayectoria, declaración patrimonial, fiscal, de intereses, y compromiso con la agenda de Sí por México.

Según la evaluación, Jesús Zaldívar Benavides, candidato por el distrito 10 de Puebla,  fue el mejor evaluado con 57 puntos. Le siguen Rubén Alejandro Garrido Muñoz, por el distrito 7, en San Martín Texmelucan, con 56 puntos,  y Mónica Rodríguez Della Vecchia. Los tres son impulsados por la coalición Va por Puebla.

El peor evaluado fue Pablo Salazar Vicentelo, contendiente a diputado local por Cholula, impulsado por Juntos haremos historia, con 13 puntos de 100 posibles, según el estudio de Sí por México.

Aurora Guadalupe Sierra Rodríguez,  candidata a legisladora de Cholula, de la coalición Va por Puebla, logró 23 puntos. Con la misma puntuación se quedó Yeni  Servella Rodríguez Almaraz, de Juntos haremos historia, que busca representar el distrito de Huauchinango.

Sí por México  refirió que Karla Martínez, de Huauchinango, y Arturo Loyola, pidieron ser evaluados, pero sus resultados se verán reflejados hasta el 25 de mayo.

Ante este panorama, Enrique Cárdenas Sánchez, representante de la agrupación lamentó que los contendientes a puestos de elección popular no estén dispuestos a dar a conocer información de utilidad a los ciudadanos.

Cárdenas Sánchez exhortó a la siguiente legislatura a crear leyes para obligar a los contendientes a publicar su declaración patrimonial, fiscal y de intereses como ya ocurre en otras partes de la nación.