A cuatro días de la desaparición de la Dirección de Policía Estatal de Vialidad, el gobernador Miguel Barbosa Huerta confirmó que el martes dio de baja a todos los delegados y supervisores de tránsito de Puebla.

"El martes dimos de baja a todos los delegados de tránsito del estado y a todos los supervisores de tránsito del estado. A todos, de un jalón; igualito que los otros, repartidos entre el anterior secretario y un subsecretario”, señaló en conferencia matutina.

Barbosa Huerta reiteró que los funcionarios incurrieron en actos de corrupción, como los altos mandos de la SSP, que encabezó Raciel López.

Según el mandatario, los delegados y supervisores “subían dinero de abajo hacia arriba”, como sucedía en pasadas administraciones.

“Se acabó, se acabó, vamos a limpiar eso. Ya están dados de baja todos, todos, a partir del día martes (11 de mayo)”, comentó.

El siete de mayo, el Gobierno del Estado publicó el decreto mediante el cual extingue esta área de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Al respecto, recordó que los 462 agentes de tránsito en el estado ahora tendrán la oportunidad de trabajar como policías estatales.

El mandatario insistió  que la policía vial se había dedicado a “extorsionar a los más pobres en las carreteras” pese a que legislaron como un delito este tipo de conductas.

“Pero no, no nos hicieron caso ¿Por qué razón? Porque había una instrucción desde los mandos de la SSP de llegar con el dinero, desde arriba”, finalizó.