El presidente Andrés Manuel López Obrador hizo algo inesperado, ya que convirtió su conferencia matutina en un festival musical con motivo del Día de las Madres.

El mandatario expresó que “Las mamás son primero” y agregó que este lunes no contestaría las preguntas de los reporteros.

Así, en el Salón Tesorería de Palacio Nacional se instaló  un escenario en el que se paró Eugenia León para interpretar las tradicionales mañanitas.

“Enviamos nuestra felicitación sincera, cariñosa a todas las madres de México, a las mamás que nos acompañan, que están entre nosotros y a las que se han ido y están en el cielo o en el lugar de la felicidad y del amor, y que los recordamos y los vamos a recordar eternamente”, fueron las palabras del mandatario.

“Muchas, muchas, muchas, muchas felicidades a las mamás en su día”, dijo López Obrador.

“No vamos a contestar preguntas de ustedes, las mamás son primero, entonces es un día muy especial queremos ofrecer a todas las mamás un festival, hoy día de las madres, la mañanera será un festival para las mamás íbamos a llevar a cabo este festival”, dijo el presidente de México.

“Estoy hablando más despacio que de costumbre para que las mamás se sienten como se acomoden, vean la televisión, el Internet escuchen el radio por el medio que sea, porque va a ser un festival inolvidable con Eugenia León, una mujer, una cantante excepcional, llena de arte y de sentimientos, Eugenia León con nosotros y todo, todo dedicado a las madres, felicidades le dejamos el escenario Eugenia León”.

El Presidente se colocó a un lado del escenario para escuchar el festival musical, donde se oyeron temas como “Ánimas que no amanezca”, “Traigo un amor”, luego “Santa”, y siguió con “Yo vengo a ofrecer mi corazón”, “Que me lleve la tristeza”, “Color morena la piel”, “Luna de octubre”, “No sé cómo irme”, “Frente a frente”, “Mi funeral”, “Amor eterno”, “Vivan las mujeres”, “Vámonos”, “Como yo te amé”.