Las senadoras Nancy de la Sierra Arámburo Geovanna Bañuelos de la Torre solicitaron a la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, girar sus instrucciones para que, en coordinación con las direcciones, subdirecciones y gerencias involucradas, se realicen labores de mantenimiento y reparación integral en el Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC), para prevenir riesgos a la ciudadanía.

Mediante un punto de acuerdo presentado a la Comisión Permanente, las legisladoras se solidarizaron con las víctimas del desplome de dos vagones de la Línea 12 del STC Metro, que ocasionó la muerte de 25 personas y lesionó a más de 70 usuarios quienes requirieron atención hospitalaria.

 Nancy de la Sierra enfatizó que el accidente del pasado 3 de mayo de 2021 es una de las tragedias más graves en la historia reciente de la Ciudad de México; no obstante, dijo es una tragedia que pudo haberse evitado con prevención y mantenimiento. 

En el documento inscrito en la Gaceta de la Comisión Permanente, la legisladora por Puebla señala que la única explicación hasta ahora emitida por las autoridades consiste en asegurar que una viga se venció en el momento en que transitaba el tren.

“En los medios, en las redes sociales e incluso en el portal de internet del Gobierno de la Ciudad de México, se ha advertido que, desde el sismo del 19 de septiembre de 2017, se habían detectado y reportado fallas estructurales en la vía que sostenía a los vagones desplomados”, detalló.

Y a pesar de que Jorge Gaviño Ambriz, exdirector del Sistema de Transporte Colectivo, declaró en el mes de enero de 2018 haber realizado las reparaciones y mantenimiento correspondiente en un lapso de tres meses y con un presupuesto de 15 millones de pesos; las acciones reportadas no fueron suficientes para garantizar un transporte seguro y de calidad para las y los capitalinos.

“El accidente se suma al listado de siniestros reportados en el servicio de transporte, como el incendio en el Puesto Central de Control 1 del Metro en enero de 2021 y el impacto entre los trenes 33 y 38 en el metro Tacubaya, en marzo de 2020 en los que perdieron la vida dos personas y 72 personas resultaron lesionadas”, apuntó.

Tres de los seis accidentes graves en el Sistema de Transporte Colectivo desde 1975, han ocurrido en esta administración. “Una cifra sumamente preocupante porque, sin duda, mina la confianza de las y los mexicanos en las obras públicas y propicia un sentimiento de inseguridad a la hora de usar el transporte público”.

Un bien que, más allá de ser útil o conveniente, es un derecho de todas y todas para ejercerse en condiciones de seguridad, accesibilidad, eficiencia, sostenibilidad, calidad, inclusión e igualdad, aseveró la legisladora por Puebla.

De la Sierra Arámburo explicó que los acontecimientos han tenido un común denominador: la negligencia por parte de las autoridades y un franco desconocimiento o desentendimiento de sus respectivas obligaciones legales.

En este sentido, las legisladoras del Partido del Trabajo solicitaron que las autoridades aborden estos problemas desde la prevención, para evitar el fallecimiento de más personas usuarias del transporte público.