Este lunes, un segmento de la línea 12  del Metro  de la Ciudad de México se desplomó de una altura de 4 metros, dejando al menos 25 muertos y por lo menos 79 heridos, de tal manera que el hecho ha suscitado opiniones diversas al respeto.

Uno de los temas recurrentes es la supuesta negligencia por parte de las autoridades, ya que desde la inauguración de la Línea 12, la obra presentaba irregularidades, las cuales se hicieron más visibles a raíz del terremoto ocurrido el 19 de septiembre de 2019.

Para ese entonces, los vecinos de la alcaldía de Tláhuac, en donde tuvieron lugar los acontecimientos, pidieron la reparación de las grietas, pues los daños estructurales eran muy notables.

De esta forma, en 2018 se destinó un presupuesto para resarcir los daños de las vialidades afectadas por el terremoto del 2017. De tal manera que, por el desplome de la Línea 12, los mexicanos han señalado duramente a las autoridades mexicanas, a quienes acusan de no haber corregido el problema del modo indicado y en la fechas necesarias.

Cabe mencionar que, la estación Olivos, donde sucedió el incidente, no es la única que presentaba daños en su arquitectura, ya que usuarios en redes han compartido imágenes de otras estaciones del metro donde se aprecian grietas profundas que, bien podrían desembocar en un accidente similar al de este lunes.

Respecto a las acusaciones que se han hecho acerca de que, los daños en la estructura de la Línea 12 eran evidentes y de que en más de una ocasión se pidió a las autoridades ocuparse del problema, usuarios han entrado a Google Maps y utilizado la opción de View Street para percatarse de cómo lucía la zona afectada, antes del derrumbe.

No obstante, Google Maps ha censurado parte de la estructura, lo cual ha acrecentado todavía más la indignación de la sociedad mexicana. A continuación, mostramos algunas reacciones: