Un vagón del Metro de la Línea 12 de la Ciudad de México se descarriló al caerse la estructura sobre la que se movilizaba, entre la estación Olivos y Tezonco.

Las autoridades reportaron un saldo preliminar de 23 muertos  y  más de 50 personas lesionadas. Pero los elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, Protección Civil y bomberos, continúan trabajando para ver si hay personas atrapadas ya que había vehículos circulando al momento de los hechos.

El accidente ocurrió cerca de las 10:20 pm, por lo que al ver lo ocurrido las personas que se encontraban en la zona se acercaron para ayudar, mientras que otras más solicitaron apoyo de equipos de emergencia. 

Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno informó que ya se movilizó al lugar de los hechos para verificar los daños. 

Autoridades capitalinas informaron que se habilitaron los hospitales de Iztapalapa y Tláhuac para recibir a las personas lesionadas y en el sitio laboran ambulancias del ERUM, Cruz Roja y bomberos. 

El Metro informó que derivado de los hechos, la línea 12 no ofrece servicio y pidió a la población evitar la zona. 

Línea 12, con fallas y polémicas

La Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo Metro es la más reciente de la capital del país. Fue inaugurada el 30 de octubre de 2012 por el entonces jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard; sin embargo,

Desde su inauguración la línea 12 del Metro ha sido objeto de críticas por las diferentes fallas que ha presentado.

El 14 de noviembre de 2013, la empresa ILF, en representación de certificadoras internacionales contratadas por Proyecto Metro del Distrito Federal, emitió un dictamen que señaló la falta de mantenimiento de la obra electromecánica de la Línea 12. 

Suspensión, estudios y correcciones

Miguel Ángel Mancera, como nuevo jefe de Gobierno de la Ciudad de México, nombró  director del Metro a Joel Ortega.

Desde el inicio de su administración, Ortega señaló las fallas y deficiencias que tenía la recién construida Línea 12 del Metro y en marzo de 2014 anunció la suspensión del tramo elevado de la línea para que se realizaran los estudios y correcciones necesarias. En noviembre de 2015, más de un año y medio después, el tramo fue reabierto

Menos de un mes después del cierre del tramo elevado de la Línea 12 del Metro, la Auditoría Superior de la Federación reveló irregularidades durante las obras. Por ejemplo, señaló que la dirección de Diseño de Instalaciones Electromecánicas y la Jefatura de la Unidad Departamental de Diseño de Vía hizo “caso omiso de la información sobre las fallas y presencia de desgaste prematuro de rieles en curvas de radios menores a 380 metros y grapas nabla". También señaló que el consorcio constructor, integrado por ICA-Alstom y Carso, no concluyó las obras de suministro e instalación de equipos de ventilación menor y de aguas freáticas del Sistema de Instalaciones Mecánicas. Además, concluyó que tampoco se dio mantenimiento al mando centralizado ni cumplió al 100 por ciento con el de la vía y los talleres de la terminal en Tláhuac

Con información de Milenio